lunes, 11 de septiembre de 2017

Reseña: Tom Sawyer -Mark Twain

Sipnosis:
Las aventuras de Tom Sawyer es el relato de unos meses en la vida de este niño que vive en una ciudad pequeña del suroeste de Estados Unidos a orillas del Mississippi. Criado por su tía Polly que lo quiere de corazón pero que lo somete a una disciplina que se le hace absurda y desagradable Tom contempla el mundo de una manera muy distinta a como lo hacen los adultos con los que tiene que convivir. Precisamente porque existe ese distanciamiento nos entretiene con sus reacciones divertidas y nobles. Más agreste y rebelde contra ese universo de las personas mayores es su amigo Huckleberry Finn el compañero ideal de Tom que es envidiado por los demás niños que contemplan en su vida una forma de existencia que a ellos les gustaría llevar. Juntos vivirán aventuras humorísticas y dramáticas de las que podrán salir más airosos de lo que hubiera podido hacerlo cualquier adulto. Al final --siquiera en apariencia- tanto Tom como Huck acabarán siendo conducidos a ese contexto de personas que crecerán y dejarán de ser niños.



Reseña:


Este es un clásico que siempre me atraía cuando era mencionado, y no lo había leído hasta ahora, que lo encontré en una hermosa edición reluciente en mi librería favorita. Con anterioridad, ya había leído Huckleberry Finn del mismo autor (escrito posteriormente, con los mismos personajes), y a diferencia de muchos no lo considero superior a Tom Sawyer.

El trabajo de un autor tiene su dificultad. Tienes indudablemente cientos de ideas e imágenes nadando en tu cabeza, tal vez quieras corregir un daño en la sociedad, probablemente quieras iluminar todas aquellas cosas en las que las personas deberían concentrarse, puede ser la oportunidad de compartir un sueño o una imaginación salvaje con lectores. Mark sin duda es todas esas cosas, verdaderamente entiende el escribir y construye una historia maravillosa con sus memorias.

Tom Sawyer me llevo a vivir todas esas aventuras que siempre quise de niña, sin presentarnos si quiera aventuras más allá de lo que aparentarían ser para un adulto juegos y travesuras. ¡Que pequeño pero que grande!

Las aventuras, cuando los escritores el causar sensaciones descuidan, son lecturas que se olvidan con el pasar del tiempo. Cuando leía una novela de ese estilo, debía ponerme metas diarias (leer cierta cantidad de capítulos diariamente) para avanzar. Tom Sawyer es la excepción, las páginas se me han ido volando, y al terminar estaba esa satisfacción al final del recorrido que ni la vida misma puede a veces causar. Claro que también la nostalgia por haber acabado.

Tom Sawyer es un romántico incurable y el primer verdadero personaje literario americano, con lo mejor, lo peor y todo lo que hay en el medio. Así mismo, cada uno de los personajes que se nos presentan tiene su propia voz y esencia.

Las palabras de Mark Twain son un total deleite. Este autor siempre se ha caracterizado por soltar esos datos, que para muchos serian tontas supersticiones americanas, que convierten cada una de sus obras en una composición mucho más mágica y especial.

Me es incluso raro recordar que no es más que un libro de entretenimiento. Raramente encontramos un libro tan completo en esta categoría.


Tom se decía que, después de todo, el mundo no era un páramo. Había descubierto, sin darse cuenta, uno de los principios fundamentales de la conducta humana, a saber: que para hacer que alguien, hombre o muchacho, desee alguna cosa, solo es necesario hacerla difícil de conseguir. Si hubiese sido un ilustre y agudo filósofo, como el autor de este libro, hubiera comprendido entonces que el trabajo consiste en lo que estamos obligados a hacer, sea lo que sea, y que el juego consiste en aquello en lo que no se nos obliga. Esto ayudaría a entender por qué confeccionar flores artificiales o andar en el tread-mill es trabajo, mientras que jugar a los bolos o escalar el Mont Blanc no es más que una diversión. Hay en Inglaterra caballeros opulentos que durante el verano guían las diligencias de cuatro caballos y hacen el servicio diario de entre treinta y cincuenta kilómetros porque el hacerlo les cuesta mucho dinero; pero si se les ofreciera un salario por su tarea, eso la convertiría en un trabajo y entonces dimitirían.


La razón por la que creo que muchos no le tienen la misma apreciación es por considerar que hace referencias racistas o por el estilo. Personalmente, opino que de nada sirve tener prejuicios, en ningún tipo de lectura. Leer se trata de ceder a la historia y disfrutar encarnando en nuevos personajes.

¿Quién dijo que los clásicos debían ser tediosos y complejos? ¿Quién dijo que los libros debían estar dirigidos a un público en específico para ser exitosos? Sin duda, nada de eso aplica. Esta es una obra con la que cualquier niño y adulto la pasaría increíble.

Sin duda un libro que al recordar me dejara ese sabor de sonrisa que me ha dejado también Huckleberry Finn estos años. Te aseguro que lo disfrutaras, te dejara con la mente despejada y fresca como si te hubieses dado un chapuzón en la pura niñez.

PD: ¿Curioso que le llamamos pura niñez no? Cuando el autor nos muestra las ideas de los personajes basadas en las aparentes impurezas del mundo adulto


Calificación:

5/5

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Comenta!!! Quiero saber tu opinión!!! espero que seas 100% sincero, no temas decir todo lo que piensas para tener opiniones variadas. Pero hey! no ofendas a nadie 0.o